Tienda fisica u online para el material escolar

En muchas ocasiones aunque no lo creamos, la economía doméstica puede ser mucho más complicada que la economía de un país. Y es que son tantos los aspectos que hay que tener en cuenta, y todos ellos dentro de un breve espacio de tiempo, que es normal que en muchas ocasiones haya familias que no sean capaces no solo de ahorrar sino de llevar las cuentas un poco al día. Es por ello por lo que hoy vamos a hacer hincapié en uno de los aspectos que nosotros consideramos claves que no es otro que el del ahorro en el material escolar.

El primer punto de confrontación entre ambas tiendas es a favor de las tiendas físicas. Y es que, la verdad sea dicha, puede ser que en una tienda online el tiempo de recepción del pedido sea de varios días mientas que en una tienda física el tiempo va a ser nulo ya que vas a poder llevarte todo lo que has comprado en cuanto lo pagas. De ese modo, en caso de que lo que necesites sea urgente, ni que decir tiene que una tienda online te va a poder las cosas mucho más sencillas.

Dicho esto también hay que ser honestos y decir que en las tiendas online vas a poder encontrar una gran cantidad de productos que no vas a poder encontrar en una tienda física. Estamos hablando de producto y de artículos que puede que incluso procedan de fuera de España. A estos proveedores no tienen acceso los responsables de las tiendas físicas y por lo tanto puede ser que no los tengamos disponibles.

En cuanto a la garantía de satisfacción tenemos que decir que ahí ambas tiendas están más o menos iguales. A pesar de que son muchas la personas las que aseguran que una tienda online no tiene garantías, os podemos decir que no es así. Y no es así por una sencilla razón que no es otra que la ley. La legislación actual no se lo permite y tiene que dar un servicio idéntico al de una tienda física. Solo de esa manera, con el paso del tiempo, además, se pueden hacer más clientes.

De todos modos, esperamos vuestros comentarios con vuestras experiencias ya que solo de ese modo vamos a poder conocer esos pequeños detalles que distinguen una tienda buena de una mala. Seguro que entre todos podemos hacer de este artículo algo mucho mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *