El alternador del coche en la modernidad

Con tantos avances tecnológicos en la industria automotriz, los coches dependen cada vez más de los sistemas eléctricos, para las diferentes funciones internas que tienen; además de otros implementos, que cada quien le instala a gusto propio. Un gran ayudante del circuito es el alternador, por ser el que convierte la energía mecánica en eléctrica y así se recarga la batería  para abastecer al vehículo de la electricidad que necesita.

Muchos de los sistemas auxiliares del coche no tienen suministro eléctrico de la batería, como es el caso de los faros delanteros, el sistema de audio, asistentes de conducción, el aire acondicionado, entre otros elementos. En lugar de ello, son alimentados por el alternador del vehículo, que les provee constantemente la electricidad que requieren.

Averías comunes del alternador del coche

Los problemas del alternador no son tan difíciles de diagnosticar, debido a que las fallas de este dispositivo propician la interrupción del funcionamiento de varias piezas del vehículo. En efecto, ocurre porque múltiples accesorios dependen de tal componente, incluyendo a la batería; algunos de los síntomas de averías son:

Batería baja: Cuando este componente recibe poca carga por parte del alternador, no le es posible funcionar correctamente. Para asegurarse del nivel de voltaje se amerita utilizar un voltímetro, el motor debe estar apagado y después se repite la medición al haberlo encendido, de esta manera podrá detectar si la falla está en la batería o el alternador.

Si en la batería con el motor apagado, la lectura del instrumento está por debajo de 12 voltios, es ella quien está dañada. En cambio, si el motor está arrancado y el voltaje es menor a 13, es por el alternador.

Luz del alternador: es la señal más fácil de percibir, por lo general, la mayoría de los coches traen un testigo luminoso para advertir que el alternador falla. Si se enciende significa que la batería o el alternador están averiados.

Accesorios eléctricos: cuando el alternador empieza a fallar, la batería no puede recargarse de forma habitual, lo que reduce el rendimiento de los diferentes elementos que dependen de ello. Si no es atendido a tiempo, la batería podría quedar inservible por completo.

La reparación del alternador podría incluir a otros componentes que se hayan dañado en consecuencia. Para evitar que la adquisición de los repuestos sea muy elevada, podría conseguir piezas coche baratas en un desguace, hay muchas de estas empresas que tienen página web, lo cual facilita la búsqueda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *