Archivo de la categoría: coches

Pasos a seguir para dar de baja un coche viejo

Seguro que en algún momento nos hemos visto en la tesitura en la que hemos tenido en nuestro poder un coche viejo y no hemos sabido muy bien qué hacer con él. Hay quienes recurren a los desguaces en busca de recambios y accesorios que le dan otro aspecto e intentan venderlo muy por debajo de su valor de esa manera acaban casi recuperando lo poco que se han gastado y consiguen quitárselo de encima enseguida. Otros sin embargo sabiendo que no lo van a poder vender porque el coche no se encuentra en disposición intentan buscarle un lugar en el que no estorbe mucho y así despreocuparse completamente de él, solo que existe un pequeño contratiempo, si el coche se encuentra en un garaje cerrado perfecto no molesta a nadie pero deberemos hacer frente a los recibos del ayuntamiento como el permiso de circulación, y esteremos con un coche que no sirve para nada y que encima nos estará costando el dinero todos los años con la llegada del dichoso recibo.

Por eso en situaciones en las que el coche no nos sirve para nada lo mejor es buscar una solución óptima para ambos donde nadie salga perjudicado y encontremos la forma de deshacernos de él sin que nos cueste encima un dinero que ni siquiera tenemos. Esa solución es la retirada del coche a un desguace, uno por supuesto homologado donde no solo se encarguen de mandar una grúa gratuita sino que nos digan como dar de baja a un coche y encima tengamos la gran suerte de que ellos se encarguen de cualquier tipo de trámite que haya que solucionar. Sin duda se convierte en la mejor solución que vamos a encontrar para un coche inservible que no vamos a utilizar jamás, un coche que no hará más que contaminar y flaco favor le estaremos haciendo al medio ambiente, además quizás haya suerte y algunas de sus piezas puedan ser incluso recuperadas, por lo que también estaremos ayudando a otra persona con un coche de la misma marca y modelo a poder arreglar su vehículo por poco dinero. Y es así como con un pequeño gesto colaboramos haciéndonos un favor a nosotros mismos y a los demás, quitándonos un problema de encima que solo podría agravarse con el tiempo. Una solución que sin duda es digna de tener en cuenta.